Nosotros

La Historia del Centro se remonta al siglo XIX. Donde en el año 1885, el Marqués de Benalúa donó mediante escritura una finca a la Congregación de Hermanitas de los Pobres.

El 7 de febrero de 1990 se constituye la actual fundación Obra asistencial Virgen del Remedio, inscrita como fundación canónica en el registro de entidades religiosas, siendo la propiedad del edificio del Obispado de Orihuela Alicante.

El 12 de Junio de 1991, se inaugura la residencia “Antiguo Asilo de Benalúa”, estando al frente de la dirección las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, con una capacidad para setenta ancianos. Ésta estuvo en funcionamiento hasta el día 5 de octubre de 2010, fecha en la que se produjo traslado a un nuevo edificio en Isla de Corfú nº 6 de Alicante, siendo inaugurada el día 15 de octubre de 2010, con una capacidad de noventa plazas residenciales

La obra social Virgen del Remedio es un servicio social especializado, , entidad sin ánimo      de lucro que tiene como fin favorecer la integración social de las personas mayores más desfavorecidas, excluidas o en riesgo de exclusión social, mejorando su bienestar y calidad de vida..

Para ello el centro ha adquirido el compromiso de liderar un plan de mejora continua mediante un Sistema de Gestión de Calidad propio.

La Residencia de personas mayores " Virgen del Remedio " de Alicante ha adquirido el compromiso de proporcionar el mayor de nivel de calidad en los servicios ofrecidos  a sus clientes y usuarios. Desde este compromiso se contemplará como opción preferencial la atención a las personas mayores dependientes.

Conscientes de la importancia de lograr los niveles de calidad asistencial deseados, Dirección creará un clima de comunicación abierta y cooperación constante con todas las personas implicadas en el proceso, poniendo a su disposición cuantos recursos sean necesarios.

La obra social Virgen del Remedio es un servicio social especializado, perteneciente a LARES COMUNIDAD VALENCIANA, entidad sin ánimo de lucro que tiene como fin favorecer la integración social de las personas mayores con necesidad de atención residencial, mejorando el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores y sus familias.

La Residencia de Mayores " Virgen del Remedio " define esta Política de Calidad de la organización con el fin de mantener la satisfacción y confianza de nuestros residentes y sus familias, así como la de nuestros trabajadores y voluntarios.

Para ello el centro ha adquirido el compromiso de liderar un plan de mejora continua mediante un Sistema de Gestión de Calidad propio, que cumple con los requisitos de la Norma Europea EN ISO 9001:2015, así como el de satisfacer todos los requisitos legales y necesidades de nuestros usuarios.

Esto nos lleva a definir la misión, la visión y los valores en los que nos fundamentamos:

Misión: nuestro centro tiene como misión la prestación de servicios socio-sanitarios especializados mediante una atención personalizada, integral y de calidad a todos los residentes/usuarios, fundamentado en la atención centrada en la persona.

Visión: La visión de la Residencia " Virgen del Remedio "  es la de promover y consolidar una organización socio-sanitaria de calidad con capacidad de adaptación y crecimiento, y que pueda dar respuesta a la necesidad de una atención humanizada y humanizadora de las personas mayores.

Valores:

Valores humanos:

  • Idea de Servicio, enfocada en nuestro caso hacia los mayores dependientes o necesitados de una atención residencial.
  • Compromiso social/Solidaridad. Es el modo de hacer efectiva la necesidad de mejorar y humanizar nuestra sociedad, identificándonos con la filosofía del sector no lucrativo.
  • Atención integral, a través de programas asistenciales que cubren todas las necesidades de los residentes/usuarios, con especial atención a las dimensiones física, psíquica, social y espiritual.
  • Búsqueda constante de bienestar y satisfacción de los residentes/usuarios, familiares, trabajadores/as y voluntarios.
  • Respeto a los derechos de los residentes, a su libertad y capacidad de elección, al fomento de la autonomía personal como base de la atención integral.
  • Los trabajadores y trabajadoras son protagonistas fundamentales de este proceso. Para ellos y ellas se articula una política laboral basada en el espíritu de equipo, la conciliación de la vida laboral y familiar, la estabilidad de plantillas y la formación continuada.

Valores cristianos:

  • Atención humana y espiritual. La puesta en práctica de actitudes positivas (respeto, cercanía, empatía, confianza, etc.) por el personal del centro, y la programación de actividades religiosas a través del servicio religioso que ofrecemos, son dos de los ejes transversales de la Residencia.
  • Los/as voluntarios/as son en si dos valores que fundamentan  la Misión y la Visión.

Así la Política de Calidad del Centro Virgen del Remedio asume el compromiso de:

  1. Ofrecer una atención integral que de respuesta a las necesidades físicas, psíquicas, espirituales, sociales-relacionales y culturales de sus usuarios.
  2. Proporcionar a los usuarios un entorno estable, cálido y comprensivo que les permita desenvolverse con comodidad.
  3. Promover medios y recursos que ayuden a mantener su autonomía personal.
  4. Velar por el cumplimiento de los derechos del residente/usuario, su libre elección,  su privacidad y su intimidad.

Para cumplir lo anterior se marcan las siguientes directrices  respecto al Sistema de Gestión de Calidad:

  • Transmitir la importancia de mejora de los procesos evitando la existencia de fallos  en el sistema.
  • Poner a disposición del personal los medios necesarios para una adecuada formación que les permita realizar las tareas con mayor eficacia y eficiencia, así como los medios físicos convenientes para el mejor desarrollo de estas tareas.
  • Concienciar al personal de las  responsabilidades de su puesto de trabajo.
  • Implicar en la gestión de la Calidad a los profesionales que constituyen el equipo de trabajo de nuestro centro.
  • Conseguir la colaboración de los familiares para lograr un bienestar mayor de los residentes.
  • Lograr una mayor satisfacción de los residentes, trabajadores y familiares.
  • Propiciar la intervención del voluntariado para apoyar, reforzar y enriquecer la atención a los usuarios.

Así, es responsabilidad de la Dirección el correcto cumplimiento de estas directrices y de su implantación, que vincularán a todo el personal.

FECHA: Julio 2017.



Nosotros